Comparativa entre Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP), Aprendizaje Basado en Problemas (ABProblemas) y Aprendizaje Basado en Retos (ABR)

 

Esta tabla es propiedad intelectual del Tecnológico de Monterrey y ha sido extraída del documento https://observatorio.itesm.mx/edutrendsabr   “Edu Trends | Aprendizaje Basado en Retos”

“Cuando un niño puede relacionar lo que aprende con sus propias experiencias, su interés vital se despierta, su memoria se activa y lo aprendido se vuelve suyo”
(Rudolf Steiner)

El Aprendizaje Basado en Proyectos (ABProyectos), El Aprendizaje Basado en Problemas (ABProblemas) y el Aprendizaje Basado en Retos (ABR) (vincular artículo) son tres métodos o enfoques pedagógicos relacionados entre sí. No podemos diferenciarlos completamente ya que tienen un mismo origen y comparten características esenciales.

Aunque ambos ABP y ABR suenan hoy en día como metodologías innovadoras, lo cierto es que no son tan actuales y sus orígenes son anteriores al s.XXI. Conviene diferenciar estos tres métodos, ya que, aunque sus siglas o sus elementos en común puedan llevar a confundirlos, cuentan con elementos diferenciadores.

Analizaremos en primer lugar aquellas características que comparten los tres enfoques, para luego detenernos en sus diferencias.

Según Molina (2014) podemos sintetizar los aspectos comunes de estos tres conceptos de la siguiente manera:

  • Todos ponen al mismo nivel la adquisición del conocimiento / información como la adquisición de una serie de habilidades (destacando la comunicación y la creatividad), actitudes (destacando el compromiso y la responsabilidad) y competencias (búsqueda útil y tratamiento de la información, relaciones interpersonales, relaciones sociales y la competencia comunicativa…)
  • Plantean una relación entre el grupo y la realidad, involucrando a los alumnos con un estímulo (proyecto, problema o reto) y una respuesta (resultado, resolución, solución).
  • Conectan el aprendizaje de los alumnos con su realidad y con el mundo laboral, produciendo un aprendizaje más práctico y una relación entre lo que los alumnos aprenden y sus desempeños en el futuro.
  • Son multidisciplinares. Métodos flexibles que pueden trabajarse y adaptarse en cualquier disciplina o área.
  • La vinculación e involucración de la realidad y el alumno en el proceso de Enseñanza – Aprendizaje (E-A) produce un aumento en su motivación. Así como el hecho de desarrollar proyectos, resolver problemas o implementar soluciones mejora su autoestima.

Una vez definidas las características comunes de estos métodos, podemos hacer referencia a cada uno de ellos.

El Aprendizaje Basado en Proyectos. Fue William Kilpatrick, discípulo del filósofo Dewey, quien en 1921 publicó su ensayo El método del proyecto, con el objetivo de dotar a la actividad escolar de sentido y utilidad (Parejo y Pascual, 2014, p. 2). Parra (citado por Parejo y Pascual, 2014, p. 2) nos aporta aclaraciones más actuales respecto a este enfoque. Dentro del proceso E-A, hace referencia a la importancia de la capacidad de los alumnos para organizar el trabajo. También define proyecto como un “…conjunto de tareas voluntariamente emprendidas por un grupo de alumnos y alumnas con el fin de resolver un problema de la vida real en el que están interesados.” Se centra en la aplicación de los conocimientos adquiridos.

En cuanto al Aprendizaje Basado en Problemas tiene su origen dentro de las Ciencias de la Salud. Nació en la Universidad de McMaster, en Canadá, a finales de la década de los 60. Básicamente se centra en plantear un problema abierto para que los alumnos investiguen / busquen a través de diversos recursos. Generalmente no hay una solución correcta, si no que se busca el desarrollo de habilidades y la producción de sus propias soluciones (Lynch, 2017). Se centra en la aplicación de los conocimientos adquiridos y en el desarrollo de habilidades y competencias.

La aparición del Aprendizaje Basado en Retos se produjo en 2010, por parte de la empresa Apple, cuyo objetivo era resolver la situación en la que se encontraba la educación en ese momento. Existen dos aspectos diferenciadores de este método respecto a los otros dos. El primero es que el ABR incluye tecnología en el proceso de E-A. Generalmente suele ser la tecnología con la que los alumnos se encuentran más inmersos y acostumbrados. El segundo aspecto es que este método no solo exige plantear soluciones a los alumnos, si no soluciones reales, que produzcan un impacto en la comunidad. Se centra en la adquisición de nuevos conocimientos y el desarrollo de habilidades y competencias  Soft Skills  a partir del surgimiento del reto.

Para contextualizar mejor la comparación de estos tres enfoques, se incluye la siguiente tabla comparativa:

Esta tabla es propiedad intelectual del Tecnológico de Monterrey y ha sido extraída del documento https://observatorio.itesm.mx/edutrendsabr   “Edu Trends | Aprendizaje Basado en Retos”

 

Es evidente que los tres enfoques pedagógicos están relacionados, aunque también tienen sus propias características. Si pensamos en cualquiera de estos enfoques bajo la Teoría de Aprendizaje del Conectivismo (Vincular con artículo conectivismo), ABR resulta ser el método más idóneo y adecuado para implementar ¿Por qué? Sencillamente porque se centra desde el principio del proceso en la adquisición (frente a la aplicación en busca de un resultado) de habilidades y competencias.

Por otro lado, ABR exige la elaboración e implementación de soluciones reales que tengan un impacto en la comunidad. Este aspecto implica ir un paso más allá que ambos ABP. Podría decirse que se logra un aprendizaje más integral, auténtico y vivencial.

En BeChallenge basamos nuestra metodología en Design Thinking, Aprendizaje Basado en Proyectos y Conectivismo.

Puede llevarse a cabo retos en dos modalidades;

Reto Express   3 Fases

Reto Entero     7 Fases

Queremos afrontar los grandes desafíos de nuestra sociedad mediante una educación / formación activa, práctica y auténtica.

¿Crees que puedes utilizar retos de aprendizaje para generar impacto en tu comunidad?

¡Colabora con nosotros!

Referencias:
Arpí,C., Àvila, P., Baraldés, M., Benito, H., Gutiérrez, MªJ., Orts, M…Rostan, C. (2012). El ABP: origen, modelos y técnicas afines. 27 de abirl de 2018, de ICE de la Universidad de Girona Sitio web: http://web2.udg.edu/ice/doc/xids/aula_educativa_1.pdf
Kilpatrick, W. (1921). The Project method: The use of the purposeful act in the educative process. New York: Teachers College Press
Lynch, M. (2017). What is the difference between problem, project and challenge based learning? 22 de abril de 2018, de The edvocate. Recuperado de http://www.theedadvocate.org/difference-problem-project-challenge-based-learning/
Molina, J. [TIC innovación]. (2014, noviembre día 2) B01.04 El Aprendizaje Basado En Proyectos, Problemas y Retos [Archivo de vídeo]. Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=CPzPKPKGmP0
Parejo, J y Pascual, C. (2014). La Pedagogía por Proyectos: Clarificación Conceptual e Implicaciones Prácticas. 26 de abril de 2018, de CIMIE14: 3er Congreso Internacional Multidisciplinar de Investigación Educativa. Recuperado de http://amieedu.org/actascimie14/wp-content/uploads/2015/02/parejo.pdf

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *